Más victorias seguidas por un pitcher

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Fidencio Purodólar es tan rico, que cuando su hijito de ocho años le pidió en Navidad un avioncito, lo que le regaló fue Américan Airlines”… Pacomio.-

-o-o-o-o-o-o-

Hoy es día del correo, como todos los martes, y mañana también lo será.

No puedo responder a quienes no me informan sus nombres ni desde dónde escriben. Lo siento mucho.

Alirio Azuaje, de Acarigua, es muy amable al enviar una serie de elogios que no voy a publicar, pero que sí agradezco emocionado. Gracias, amigo Alirio. Además, él pregunta…: “¿Cual ha sido la mayor cantidad de juegos consecutivos ganados por un pítcher de Grandes Ligas, y por eso ganó el Cy Young?”.

Amigo Yiyio…: Carl Hubbell (Gigantes de Nueva York), quien era especialista del screwball, ganó 24 juegos en fila entre el 17 de julio de 1936 y el 27 demayo de 1937, la mayor seguidilla de victorias de tofos los tiempos. Carl ganó 16 veces en 1936 y las ocho en 1937. No ganó el Cy Young, porque no se entregaba entonces. El primer año de ese trofeo fue 1956.

Saldivia Levizárraga, de Nuevo Laredo, pregunta…: “¿Cómo organizar una visita al Hall de la Fama de Cooperstown?, ya que mi esposo cumple años en junio, y ese es el regalo que quiero hacerle”.

Amiga Yiya…: Vuela hasta Ábany, Nueva York, y alquilas ahí un automóvil sin chofer. El Hall de la Fama abre sus puertas en Coopersrown, población al norte del Estado de Nueva York, siete días a la semana, a excepción del Día de Acción de Gracias, el 25 de diciembre, y el primero de enero. Reciben visitantes entre nueve de la mañana y nueve de la noche durante el verano y de nueve a cinco en el invierno. Los niños de seis o menos años de edad entran gratis, de seis a 12 años pagan 12 dólares, de 12 años en adelante 23 dólares, los veteranos, de 65 años y más, 12 dólares. Más información en baseballhall.org o por teléfono, 888-425-5633 o 607-547-7200.

Álvaro Rolón, de Caracas, pregunta…: “¿Cuáles méritos debe tener un bigleaguer para aparecer en las planillas de votación para el Hall de la Fama de Cooperstown?”.

Amigo Alvo…: Debe haber protagonizado no menos de 10 temporadas de calidad consistente, haber jugado más para su equipo que para él mismo, y haber trabajado en pro del beisbol. Además, que su historia haya sido la de un buen hombre también fuera del beisbol. Después, los electores exigimos otros detalles. Depende de…

Adán L. Apodaca, de Los Mochis, pregunta…: “¿Hay alguna investigación o un libro sobre la vida útil de los estadios de beisbol de la Costa del Pacífico mexicano, los cuales duran entre 50 y 60 años?”.

Amigo Dano…: No. Y esa es una deuda que deben saldar los periodistas e historiadores mexicanos, igual que el libro de La Historia del Beisbol en México, una de las más bellas e interesantes del mundo, y nadie la ha escrito.

En juanvene.com, esta columna diaria y su archivo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
5
Juan vene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *