Acostumbrado a ganar se nos fue Paul Blair

 

Coral Gables, Florida ( VIP – WIRE ).-

Cuando uno ya es capaz de cambiar una situación, es el momento de enfrentar los cambios en sí mismo”… Viktor E. Frankl.-

-o-o-o-o-o-

En juanvene.com, el archivo de estas columnas y mucho más.

Recuerdo hoy a Paul Blair porque tuve la dicha de verle jugar en sus 17 brillantes años de bigleaguer, 1964-1980, los primeros 13 con los Orioles, después, Yankees y Rojos.

Lo recuerdo por insigne ganador, con cuatro sortijas de Serie Mundial, dos con los Orioles y las otras con los Yankees; en la de 1970 bateó para 474, en la de 1977 disparó el hit que en el décimo-segundo inning del primer juego, puso en home la carrera para la victoria Yankee; y en la de 1978, bateó para 375.

 

Además, recuerdo a Blair porque parecía volar cuando corría las bases, y porque fue un centerfielder de inmensas dimensiones.

 

 

Pero más lo recuerdo porque fue el enviado de Billy Martin al rightfield en Fenway Park, para sustituir a Reggie Jackson, durante aquella tarde de sábado, en 1977, cuando televisaban el juego para todo Estados Unidos y más allá. Sacar a un pelotero en medio de un inning a la defensiva es insultante para él. En Grandes Ligas mucho más.

 

 

Billy tenía que hacerlo porque Jackson había salido a buscar con pereza la pelota de un hit.

 

 

Reggie protestó y hubiera recibido uno de los famosos derechazos de Billy sobre la cara, de no haber sido por la intervención de la gente en el dugout. Todo fue visto por millones de televidentes.

 

 

Recuerdo al espectacular Paul Blair, porque el jueves en la noche, mientras jugaba bowling cerca de Báltimore, cayó inconsciente y murió de un infarto. Apenas había cumplido 69 años.

 

 

Cómo sería de útil Blair, que ya retirado, en 1980, era instructor de outfielders y corredores de los Yankees en las menores, cuando el gerente-general, Gene Michael, le preguntó si quería reaparecer. Aceptó, y tomo parte en 12 juegos, especialmente a la defensiva y en los últimos innings.

 

 

En 1989 decidió Paul abandonar la actividad profesional, y con su entusiasmo ganador de siempre, jugó en una liga de veteranos. Había cumplido sus 45.

 

 

Por allá nos veremos, amigo Paul, un día de estos.

 

 

Retazos.- ** El bigleaguer Luis Ayala, líder de los peloteros profesionales de México, habla muy claro. Ante la pregunta de si hace falta una Asociación de Profesionales del Beisbol en su país, recalcó…: “Sí, y con carácter de urgencia. Claro que necesitamos alguna entidad que defienda nuestros derechos laborales y nuestros intereses profesionales”… ** ¡Bien seguro que ni Miguel Cabrera, ni Mike Trout, Stephen Strasburg, ni CC Sabathia, ni ningún otro! va a hacerse dueño de la atención en la temporada 2014. Esos honores serán para Masahiro Tanaka, al menos hasta que se descubra qué puede hacer ante los bateadores de Grandes Ligas. Pero es que viene de ganar 24 juegos sin derrotas en Japón, con efectividad tan mínima como 1.27…

 

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

 

Jbeisbol5@aol.com

 

Twitter: @juanvene5

 

Facebook: Juan Vené

 

Juan vene

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *