Espino, héroe para unos pero un vago para otros

PARA MIERC. SEPT. 20, 2017.

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Mi papá era mecánico, hasta que el médico le prohibió la grasa… Por eso fue que perdió su trabajo”… Polá Ina Miliani.-

-o-o-o-o-

Hoy es Día del Correo. ¿Enviaste, nombre, apellido y sitio desde donde escribes?

Humberto Moreno D, de Hermosillo, opina y pregunta…:  “¡Qué lección nos dejas ver en tu columna del día de hoy (el lunes)! Digo, cuando te refieres al abandono y destrucción del monumento a Héctor Espino. Soy Yaqui de corazón, porque nací en Obregón, pero vivo en Hermosillo, y reconozco el enorme aporte que dio Espino al beisbol, tanto local como nacional. Espero que la directiva del club naranjeros lea tu columna y se ponga las pilas. Esa directiva comodina que tanto criticó al gobierno estatal anterior, por la construcción del estadio en un lugar inadecuado, y que nunca se opuso al nombre de Nuevo Sonora. Y una pregunta, ¿ahora sí será el año de mis Astros de Houston?”.

Amigo Beto…: Los Astros han jugado gran beisbol, y estará entre los candidatos de mayor potencia para ganar hasta la Serie Mundial.

Jorge L. Zazueta B. de Hermosillo, opina…: “Cuando venga a Hermosillo, tómese un tiempecito para visitar el estadio nuevo de los Naranjeros, y se dará cuenta, que en un entronque de calles cerca de ese parque, dejaron arrumbada la estatua de don Héctor Espino, en vez de instalarla en el mismo estadio nuevo, pero, ¿con qué fin lo hicieron?, pues, con el fin de no llamarlo estadio Héctor Espino, para buscar una marca que suelte muy buen dinero”.

Amigo Yoyo…: Seguiré tus indicaciones al pie de la letra.

Ricardo Casablanca, de Obregón opina…: “Me hubiera gustado escribir la columna que Ud. publicó el domingo. Porque soy nativo de Obregón, es decir, mexicano y fanático del beisbol. Por eso, admirador de Héctor Espino. En Grandes Ligas, soy seguidor de los Yankees desde niño, y me siento derrotado al comparar cómo veneran, respetan, adoran y honran diariamente a sus héroes, Babe Ruth, Lou Gehrig, Casey Stangel, Joe DiMaggio, Mickey Mantle, Whitey Ford, Billy Martin. Y nosotros ni siquiera respetamos a Héctor, quien se puede comparar en servicios al beisbol con cualquiera de esos siete. Por supuesto que tampoco rendimos honores a otros que han sido grandes en nuestra pelota y que van quedando olvidados para los viejos y desconocidos para los jóvenes.

Manuel Higuera, de Hermosillo, ordena…: “Déjese de escribir en contra de México y de los mexicanos. Le pido que se olvide de darnos órdenes como esa de qué hacer con lo que queda de la estatua de Héctor Espino. Total, ese tipo no fue ningún héroe, ni un hombre modelo, porque jamás trabajó, un vago. Solo jugaba beisbol. ¡¿Qué ejemplo es ese para la juventud?!”.

Amigo Manolo…: Permíteme que ni te conteste.

ATENCIÓN.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet por “el deporte vuelve a unirnos”…

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5      
5
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *