Carta para un fanático culopicoso de Dodgers  

PARA LUNES 30, OCT. 2017…
 
JUAN VENÉ EN LA PELOTA…
 
  
Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-
         
“Los autocines se acabaron por las manifestaciones de espectadores que clamaban por autocines sin películas qué ver”… La Pimpi.-
   
-o-o-o-o-
 
Mi apreciado lector fanático de los Arrogantes Dodgers…:
 
He leído con interés, como leo toda mi correspondencia, las docenas de emails que me has enviado, dictándome clases de muchas materias. He tratado de aprovechar esas enseñanzas al máximo, y las agradezco de corazón.
 
Te enojas porque llamo Arrogantes a tus Ddogers, pero estoy seguro de que  no has penetrado en lo que es ese equipo. Desde el payasón Tom LaSorda, aquello es diferente a todas las demás organizaciones.
 
He trabajado en todos los estadios de Grandes Ligas, igual que en los de las Ligas de Invierno y en unos cuantos de las menores, y en ninguno se capta más antipatía que en Dodgers Stadium.
 
Y eso no lo he sufrido yo solamente, sino todos los periodistas que nos hemos visto obligados a trabajar en ese indeseable ambiente.
 
Por ejemplo, Fernando Ballesteros, de “Puro Beisbol”, Culiacán, uno de los mejores de México en la profesión, odia la idea de tener que ir a cubrir algún caso en esos predios.
 
Ahora, llamar Arrogantes a los Dodgers, no me parece gran insulto, especialmente por que sí, son arrogantes, insufribles, inaguantables.
 
Afortunadamente, hoy día puedo evitar toda visita a Dodgers Stadium y alrededores, como evito también publicar tus emails, porque no dicen nada que les interese a los lectores, ya que son dirigidos a mi manera de hacer periodismo.     
 
Como ves, la diferencia es enooooooorme. Tú no conoces acerca de qué escribo y yo he recorrido mucho terreno en mis 70 años de periodismo honrado conmigo mismo y para con los lectores, incluso el único lector culopicoso que tengo, o seas tú.
 
Porque no pretendo gustarle a todos los que me leen, pero si le gusto a uno de cada dos, estoy feliz. ¿Sabes por qué?, pues, porque los dos me leen. Y mi sueño cuando voy poniendo estas letritas una tras la otra, es que alguien en el mundo lo haga.  
 
  Abrazos, querido lector, Juan Vené.-
 
RETAZOS.- ** El 30 de octubre, como hoy, de 1956, Walter O´Malley le vendió el Ebbets Field de Brooklyn a un fanático de los Dodgers llamado, Marvin Kratter, por tres millones de dólares. Los inversionistas consideran que hoy día, antiguo, viejo y todo, ese estadio costaría mil millones de dólares. Menos de un año después de esa negociación, el 24 de septiembre de 1957 (hace 60 años), los Dodgers jugaron por última vez en Brooklyn, para irse a Los Angeles y convertirse en Los Arrogantes. Kratter echó abajo el inmueble y levantó un edificio que es llamado Jackie Róbinson Apartments. Los Dodgers habían jugado en Brooklhyn durante 44 temporadas.
 
ATENCIÓN.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet por “el deporte vuelve a unirnos”…
 
Gracias a la vida, que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.
        
Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
5
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *