Introstícoli y toxídulto. esdrújulas respetables    

PARA MIERC. NOV. 8, 2017.
 
JUAN VENÉ EN LA PELOTA…
 
 Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-
 
“Los calvos usaban peluquines, ahora se dejan crecer la barba… Dick Secades.- 
 
-o-o-o-o-
 
            Hoy es Día del Correo, también mañana y el viernes, por exceso de correspondencia. ¿Enviaste, nombre, apellido y sitio desde donde escribes?
 
Javier González, de Cumming, Georgia, tiene una inquietud…: “¿Cuál el significado de las palabras introstícoli y toxídulto?”.
 
Amigo Javo…: Introstícoli es el punto central de todo un entorno. Toxídulto, el desahogo para toxinas intangibles, mentales, invisibles o material parecido. Son dos respetables esdrújulas que aún no aparecen en diccionarios ni en Google, pero eso es solo por ahora… ¡Digo yo, ¿no?!.  
 
 
De Ernesto A. Figueroa Ojeda, para el Dr. Arturo León Lerma.-
 
Agradezco su respuesta. Pero creo hay inconsistencias. Al hoy abandonado estadio Héctor Espino, antes El Coloso del Choyal, se le puso ese nombre en el año de 1976, y no después de su muerte en 1997, como menciona. Toda mi vida he sido fanático de los Naranjeros, desde mi primer juego, en 1984 en compañía de mi abuelo, Neto.He asistido a las Series del Caribe del 87, 92 y 97, y soy fiel tenedor de dos asientos abonados desde la temporada del 2010 y pasando por la Serie del Caribe del 2013, en el nuevo estadio, que no encontraría mejor fecha para que lo hubieran bautizado como el nuevo Estadio Héctor Espino. Desde la temporada 2013-2014, también año tras año, compro mis boletos para asistir a todos los juegos.
 
Mi estimado Dr. León Lerma, he participado en la mayoría de los homenajes que le han hecho a Héctor Espino, y he platicado en mis viajes de trabajo por el país, que Espino ha sido el mejor beisbolista en Hermosillo y en todo México. Claro orgullosamente Naranjero.
 
Mi “queja” como dice usted, fue únicamente decir que la ceremonia llevada a cabo el día 24 de Octubre fue poco imaginativa (mucha gente concuerda conmigo), nunca me referí a otros homenajes. Y claro está a la petición generalizada en Hermosillo de que el estadio se llame Héctor Espino.
 
Acerca de lo que comenta sobre “desconocedores” de lo que Héctor Espino significa para Naranjeros, Sonora y México (le faltó mencionar eso es la  afición). Créame que si así fuera, no me hubiera molestado en escribir esta palabras.
 
Saludos y un abrazo afectuoso… Ernesto Alejandro Figueroa.-
 
Amigo León Lerma…: Dígale la verdad a la afición de los Naranjeros, ¿cierto que los gobiernos estatal y municipal, junto con ustedes los Naranjeros, van a vender el nombre del nuevo estadio?… ¿Sí o no?
  
Kitty Rosseau, de El Bronx, pregunta…: “¿Cuánto le pagan a Ud. los herederos de Héctor Espino por esa campaña a favor de la estatua, ya que por eso pierde hasta amigos suyos de mucho años, como el médico Arturo León Lerma?”.
 
Amigo Kitty…: A los herederos no los conozco. Y mi amistad con León Lerma está por encima de todo eso.
 
 Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.
 
 Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5      
5
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *