El gobernador sí sabe escribir

Coral Gables, Florida ( VIP – WIRE ).-

“Papa Dios: Cuídame de quienes lamen las botas de los gobernadores, que de los demás peligros me cuido yo”… J.V.

-o-o-o-o-o-o-
Ciudadano gobernador de Sinaloa, Mario López.
Amigo Malova…: Desafortunado, antigramatical, lamentable, innecesario, contra la política y perjudicial para Ud. como politiquero, el horrible texto publicado en su nombre. Es la pretendida respuesta, a mi columna sobre los intereses económicos del pueblo sinaloense tan golpeados por los Algodoneros.
Mi dirección de internet es de dominio público, igual que las de Puro Beisbol y Noroeste, pero sus secuaces periodísticos, con ignorancia galopante, bajo la firma de alguien llamado Lesley Mendivil, publicaron el exabrupto en una página web por ahí.

La barbaridad comienza por llamar “declaraciones” a mi columna. Absurdo. Se quejan porque publiqué cómo Ud. “promete y promete, igual que no cumple y no cumple”. Pero, ¿dónde están las obras del estadio, dónde el Salón de la Fama y dónde los Algodoneros?.
Le conozco, por lo que se no habla tan mal como lo pintan ahí. Dicen que Ud. dijo…: “Estoy en desventaja, él tiene la pluma y puede hacer lo que él quiera”. Esa repetición de él es mal castellano. Pero peor es que los Algodoneros “lograron contrato en Guadalajara”. ¡¡Noooo!!. No es contrato, los vendieron a Guadalajara.
Y en su boca, amigo gobernador, ponen…: “nadie a invertido”. ¡¡ O sea ha de haber sin hache!!. Malova, ¡qué desastre!
Los signos de puntuación son peor usados que por un chino recién llegado tratando de escribir castellano. La sintaxis también es desconocida por Lesley y compañía. Acerca del estadio dicen…: “construír mucho obra”, en vez de mucha. Y agregan “aun que”, en vez de aunque.
Esta otra frase horroriza, porque el detestable castellano de Tom LaSorda sería como el de Miguel de Cervantes ante ésto…: “Por los que se autodenominan defensores de la sociedad que se encuentran impidiendo el procedimiento, y como autoridad, se encuentra obligado a respetar la ley”… ¿Qué es ésto, señor gobernador?
Ahora, lo más detestable de su Leslie es el último párrafo. Mírelo Malova amigo, porque dicen que Ud. dijo…: “Se lo juro que estaba tentado a proceder, y que me corrieran en este país (en vez “de” este país), porque estaba (otra vez estaba) decidido a construír un estadio cuando tienes 60, 70 años que no hacen un estadio (otra vez un estadio), ya si estas (falta un “que” ahí entre “ya” y “si”) gestiones no son valoradas y hacer apre-s-iaciones (así con ese vez de ce, increíble error ortográfico) personales en otros sentidos pues ya no puedo dar opinión”. Indescifrable, increíble. Amigo Mario López, Ud. no escribe tan mal. Pero Lesley y sus cómplices dicen que es así.
Si Andrés Bello lo leyera, moriría otra vez por asombro fulminante, aún cuando Ud. se opusiera, como dice oponerse a la estampida algodonera.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene

Juan vene

3 comentarios sobre “El gobernador sí sabe escribir

  • el 22 abril, 2014 a las 4:38 pm
    Permalink

    Estimado Juan Vene, soy un lector constante de sus columnas, las he disfrutado durante muchos de mis años, en Noroeste, en mi natal Mazatlan, en varias paginas web y desde hace poco en este blog. Le admiro y agradezco sus aportaciones que nos llenan de beisbol. Nadie lo hace ya no digo mejor, ni siquiera igual a usted.
    En cuanto a nuestro señor gobernador Malova, necesita hablar (y mandar escribir) menos y hacer mas.

    Respuesta
  • el 22 abril, 2014 a las 2:57 pm
    Permalink

    Amigo Juan Vené:

    Existe una frase que se usa mucho en Colombia cuando se quiere invitar a otra persona a “quitarle” un poquito cuando la vehemencia nos lleva casi que a la desesperación. La frase es “mérmele”; así, en tono imperativo. Usted no debería poner tanto entusiasmo por algo, o alguien, que no está a su altura. Las faltas de ortografía no deberían ocupar tantos espacios en usted. Esos espacios los necesitamos más sus lectores. ¡Siga adelante, con su entusiasmo, con su verticalidad, con su profesionalismo! No nos quite a quienes sí le admiramos y respetamos, y disfrutamos sus crónicas el placer de leerlo en cosas que usted sí sabe hacer bien. Entonces, por favor, ¡mérmele!.

    Un fuerte abrazo, solidario y fraternal.

    Desde nuestra querida Caracas,

    Antonio Leira
    C. de I. V – 1.887.232
    Teléfono: (58 414) 330.46.04

    Respuesta
  • el 22 abril, 2014 a las 1:24 pm
    Permalink

    Es increíble que una simple respuesta de un político (asesores), este tan mal redactada, de paso no tienen el interés en revisar lo que envían a su nombre.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *