Es hora de que jueguen damas en Grandes Ligas

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

“Si tienes hijos chicos, disfrútalos cuanto puedas. Porque al ser adultos, ya no serán tuyos”… Joseph McKadew.-

-o-o-o-

No se trata de que “el sueño se hará realidad algún día”. ¡No señor! Es que sí, porque sí.

Dentro de menos tiempo del que tú y yo suponemos, habrá una muchacha uniformada, o más de una, jugando en Grandes Ligas.

Si no me crees, pregúntenle a Kayla Roncin, niña de 12 años, convertida en lo mejor del róster de 13 peloteritos del equipo de Toms River, New Jersey, que está en la vía hacia Serie Mundial de las pequeñas ligas en South Williamsport, Pennsylvania.

Kayla es la consentida de su papá, Ray, quien no solo le paga un instructor de pitcheo y otro de bateo, sino que en su casa le ha instalado un túnel de bateo, con máquina de lanzar y lomita para tirar hacia home. Después de cada juego, la niña batea unas cien pelotas y en seguida lanza durante 10 minutos.

Todo eso y su talento nativo ha rendido muy buenos resultados, porque es lo mejor de su equipo, tanto al bate como sobre el montículo.

El mánager del Tom River, Pete Avallone, ha recalcado…: “No la tratamos como la niña que es, sino como un peloterito más, lo que ella ha asimilado perfectamente”.

No digo que Kayla va a ser necesariamente para el género femenino lo que resultó Jackie Róbinson para los negros. Pero si no es ella, será otra que está por ahí, muy cerca. Y después vendrán muchas.

Los machistas (que nunca son tan machos como creen) vociferaban contra las damas periodistas del beisbol, y contra las pilotas de aviación, contra las taxistas, y las abogadas, médicas y ministras. Ya las hay en todas esas especialidades, mejores que los de la tradición masculina.

Estoy de lo más listo para recibir a la primera bigleagueresa, y la iré a ver jugar y a aplaudirla y aclamarla donde quiera que aparezca por primera vez. Ese será un día tan histórico para el beisbol y para la humanidad, como el 15 de abril de 1947.

¡Parece mentira, que después de 67 años de la integración racial en Grandes Ligas, aún no haya ni una mujer entre los mil 200 bigleaguers!… Cosas veredes, amigo Sancho.

RETAZOS.- ** El paso más grande de la mujer en el beisbol profesional ha sido el de Pam Postema, una joven muy hermosa, quien hace 32 años llegó a triple A como umpiresa. Era magnífica, pero los machistas la frenaron para que no llegara a las Mayores. Ahora trabaja manejando un camión como repartidora de UPS en Las Vegas… ** La mayoría de las experiencias de muchachas en el beisbol han sido exclusivas de ellas, es decir, equipos de solo damas. Como la Liga de 1943, que décadas después mereció ser llevada al cine con Madona como protagonista; y las Silver Bulletts de 1994, dirigidas por Phil Niekro….** En las Ligas Independientes ha habido dos experimentos con jovencitas lanzadoras… ** Es decir, las menores y las Mayores están cerradas para ellas…

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5

Juan vene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.