Hubo un espía de USA            jugando en las Mayores

PARA DGO. 31, MAR. 2019

 

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

 

 

Coral Gables, Miami (VIP-WIRE).

 

“El buen humor es la mejor manera de pasar las bromas que la vida nos va gastando”… Humor Positivo.-

 

 

-o-o-o-

 

El primer documental acerca de la vida del catcher de Grandes Ligas, que a la vez era espía de Estados Unidos antes de la II Guerra Mundial, Moe Berg, será presentado el jueves 27 de junio en San Diego.

 

La película se dará a conocer durante la convención anual de la Society for Américan Baseball Research (SABR), bajo el título de “El Espía Tras el Home”, obra de Aviva Kemper.

 

El enigmático Berg es presentado como un héroe judío poco conocido (los espías tienen que ser poco conocidos), y se cuenta la historia desde su niñez, por las calles de Newark, hasta la aparición en cinco equipos, durante la época llamada La Era de Oro de las Grandes Ligas, mientras era espía al servicio del OSS, en plena preparación para la guerra.

 

Hoy día, en el área de recepción en las oficinas del FBI, exhiben objetos que fueron de Berg, y recuerdan sus muchos éxitos en las labores de espionaje. Es su equivalente al Hall de la Fama de Cooperstown.

 

“Amaba al beisbol” solía decir Berg, “pero no poseía las habilidades para ser notable en este deporte, lo que fue una bendición, porque me mantenía en segundo plano, nada notable, que era lo necesario para mi labor en favor de Estados Unidos”.

 

Moe Berg hizo un viaje a Japón con un All Stars de las Mayores, no por su calidad de bigleaguer, sino porque el gobierno se lo pidió a las Grandes Ligas. Más que jugar a la pelota, la misión suya esa vez fue filmar todo cuanto pudo para el OSS, con una cámara que lo hacía pasar por un pelotero turista.

 

Moe apareció en 15 temporadas, hasta 1939, con Dodgers, Medias Blancas, Indios, Senadores y Medias Rojas. Uno de sus mánagers lo describió así…: “Muy útil como catcher, inútil como bateador”. Dejó promedio al bate de 243, seis jonrones, 206 carreras impulsadas.

 

Hablaba bien seis idiomas y se educó en Princenton y en Columbia. Murió a las 70 años de edad, en 1972. Su vida es relatada también en el libro “The Catcher Was a Spy”, de Nichlás Dawidoff, publicado en 1995.

 

RETAZOS.- ** En el estadio de Anaheim hubo angustia general cuando Mike Trout se lanzó en slide en segunda base, en juego con los Atléticos. Pareció que el mejor pagado en la hisoria del beisbol había sufrido fractura en una pierna. Pero fue solo un golpe en la pantorrilla derecha. Siguen en acción los 426 millones 500 mil dólares que cobra el hombre por 12 temporadas. Pero perdieron el juego 4-0… ** Frank Róbinson, uno de los recordados como señorones del beisbol, quien murió el siete de febrero, a los 83 años, será recordado por los Orioles, en homenaje antes del juego con los Yankees de visita el seis de abril. Entre otros, hablarán Jim Palmer, Bogg Powell y Brooks Róbinson, sus compañeros en Báltimore…

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

 jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.