El japonés, Dave Roberts,  mánager y buena gente

PARA SAB. ABR. 4, 2019.

 

JUAN VENE EN LA PELOTA

                               

 

 

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

  

“Cuando suena mi teléfono no oigo riiiinng, sino ron”.. Trapichito.-

 

 

-o-o-o-o-o-

 

Dave Roberts (Dodgers) es un mánager ganador… ¡Hasta cierto punto!

 

Pero “a la tercera va la vencida” y el próximo octubre podría ser el del tercer intento otoñal consecutivo de los Dodgers por ganar una Serie Mundial.

 

De paso, “a la tercera va la vencida” era un grito de guerra de los muchachos de mi barrio, El Cortijo de Sarría, Caracas. Creíamos   que siempre la tercera vez era de la victoria.

 

Dave, mitad japonés, mitad negro estadounidense, ha conquistado a su róster, sus peloteros lo quieren, lo respetan, lo consideran excelente mánager. Y eso es una buena base para construír un conjunto que lo gane todo.

 

“Dave nos da toda la confianza necesaria, nos deja jugar” ha dicho el primera base Cody Belinger, “pero se mantiene dentro del juego. Lo sentimos como si fuera un pelotero más”.

 

“Uno llega muy joven a Grandes Ligas, por lo que necesita consejos, guías” expresó el lanzador Julio Urías, “y Dave Roberts ha sido eso para mí”.

 

También habló para esta columna, el outfielder, Alejandro Verdugo…: “Seguramente hay más de dos docenas de mánagers buenos en Grandes Ligas, pero Dave es el mejor de todos”.

 

Los Dodgers han realizado 14 juegos de Serie Mundiales en los últimos dos octubres y han ganado seis, ocho perdidos, con Astros y Medias Rojas. Entonces el róster de Los Ángeles es, por lo menos, el mejor equipo de la Liga Nacional.

 

Dave Roberts ha disfrutado muy pocos momentos de gloria durante su vida uniformado en los estadios de Grandes Ligas. Su carrera de 10 años como outfielder (Indios, Dodgers, Padres, Gigantes) fue exactamente mediocre, después se hizo coach de los Padres, antes de ser contratado para dirigir a los Dodgers.

 

Ha sido el primer mánager con sangre japonesa, en dirigir en Series Mundiales. Su padre, un negro nativo de Estados Unidos, llamado Waymon, era de los marines y fue enviado a Japón en misión militar. Allá conoció a Eiko, se enamoraron, se casaron y trajeron a este mundo a Robert y a una niña.

 

Y también puede llegar a ser Robert, quizá este año, el primer descendiente de japoneses ganador como mánager en Series Mundiales. Porque nadie traga que los Dodgers se acostumbraron a perder, ya que no ganan el clásico del otoño hace 31 años, desde 1988, cuando despacharon a los Atléticos en cinco juegos.

   

Todos coincidimos en que ganar Series Mundiales una tras la otra, se ha hecho imposible. Pero nadie ha dicho que un hijo de japonesa, que nunca en su vida ganó nada notable en el beisbol, no pueda ser mánager ganador, después de 31 años de su equipo muy aparte de eso… ¡Digo yo, ¿no?!…

 

 ATENCIÓN.- Lee el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, por “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5      

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.