Tijuana, no Guasabe,       para Liga del Pacífico

PARA SAB. JUNIO, 1RO. 2019.

 

JUAN VENE EN LA PELOTA

         

                       

 Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

  

“Estados Unidos es capaz de hacer todo lo que cualquier país del mundo puede, excepto pedir ayuda económica a Estados Unidos”… Dick Secades.-

 

-o-o-o-o-o-

 

Un rinconcito mexicano tan agradable y beisbolero, como Guasave, no merece el calvario en el cual planifica la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) ahogar a esa fanaticada.

 

Y para sumirlos en tales penalidades, han puesto en marcha un disparate tan estrambótico que jamás se ha sufrido en la historia de 149 años de las Ligas de beisbol…: La LMP busca un propietario para una franquicia. Lo habitual, desde luego, es buscar una franquicia para un propietario.

 

Así es, han decidido que volverán  los Algodoneros. Y el presidente de la Liga, Omar Canizales, de lo más atareado, como Diógenes Sinope, solo que no busca un hombre honrado, sino alguien que se haga dueño de ese equipo, mudado hace apenas cuatro años a Guadalajara, porque solo el gobierno de Sinaloa se echaba encima las pérdidas, y eso terminó, al dejar la gobernación Mario López. El pueblo sinaloense espera que no sigan dilapidando el dinero que debe servir para resolver urgentes necesidades del pueblo.

 

La historia es que Monterrey, adquirió una franquicia del Pacifico, por lo que esa metrópoli tendrá beisbol de verano y de invierno. Necesitan un décimo equipo, para que el número sea par.

Pero lo indicado no es Guasabe sino Tijuana. ¡¿Qué tal los Toros Invernales de Tijuana?.

 

Alberto Uribe, magnate de la pelota veraniega en esa ciudad fronteriza, es un ejecutivo con tal prestigio,  entusiasmo y ánimo por el trabajo, que daría especial imagen a la LMP.

 

Pero Canizales y su gente exhiben un inexplicable y sospechoso interés por la franquicia en Guasabe.

¿Por qué tal entusiasmo, si en los archivos de la Liga estan los documentos de cómo los Algodoneros perdían millones de pesos, que aportaba la Gobernación de Sinaloa.

 

Y ahí mismo, en Culiacán, está Jaime Blancarte, quien fuera gerente-geeral del equipo de Guasave, por lo que  conoce como se batía el cobre por la ausencia de dinero.

 

Guasave sería buena sede para una liga más económica que la Mexicana del Pacífico. Un buen grupo va a la pelota todos los días, pero no suficientes para sostener una organización del Mayor beisbol de invierno.

 

En Guasave también faltan patrocinantes en la radio, la televisión y los espectaculares (vallas).

 

Los Algodoneros tendrían que ser tan costosos, que no habría cómo pagarlos, o tan baratos, armando un róster por debajo de la calidad de la Liga, que sería una vergüenza para la ciudad.

 

Por eso insisto en que la gente de Guasabe no merece sufrir ninguno de los dos calvarios.

 

Y una pregunta de cierre para Canizales…: ¿Cuál es el problema con Alberto Uribe, que ni lo nombras?

Trabajen por el bien del beisbol.

 

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5      

5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.