Esta columna cae hoy en    la lista de los lesionados

PARA MARTES 1RO. JULIO, 2019…

 

     JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

 

 

 

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

 

“La vejez es muchos recuerdos y pocos proyectos”… J.V.-

 

              -o-o-o-o-

 

Hoy NO es Día del Correo, por órdenes del desguebulamiento. Gracias por aceptarlo.

 

Hay dos personas a quienes, por mi buena salud, no me atrevo a contradecir, a mi esposa y al médico.

 

Fue el médico quien me dijo…: “Tienes que hospitalizarte, te vamos a operar”.

 

Para mi pesar, mi dolor, mi angustia, esta columna estará en la lista de los lesionados durante unos días. Prometo hacer todo lo posible porque mi reparación sea pronto.

 

Ya saben que “Juan Vene en la Pelota” se escribe, desde octubre de 1960, para todos los días del año, incluso Navidad, Año Nuevo, Carnavales, Jueves Santo, Viernes Santo, Primero de Mayo, Fiestas Patrias y otras fechas de este folklore.

 

Pero el desguebulamiento me lleva al hospital, y eso significa brindar atención a las enfermeras. Se supone que ellas atenderán a los pacientes, pero no. Hay que atenderlas porque llegan a poner inyecciones, a tomar la presión, a jurungar cuanto orificio tenga uno a mano. La última vez que estuve hospitalizado, una de ellas me preguntó…:

 

“Señor, ¿tiene algún hueco donde yo pueda introducirle algo?”.

 

Yo no tenía nada disponible, por lo que la dama se fue protestando en voz baja, como si roncara.

 

 

Me hubiera gustado publicar hoy y mañana las columnas del correo. Tengo muy buenas preguntas. Les prometo que al regresar cumpliré con esa grata obligación.

 

Pero antes les cuento del desguebulamiento. Como ya saben, este mal conduce al cachicornetismo, o sea, que uno puede quedar cachicorneto. Me han visto 25 médicos, y todos dicen que “vamos bien”, excepto mi edad. Algo le falta a las personas de 90 y más años, que aterroriza a los señores galenos.

 

Pero cuando le he preguntado cuál es la alternativa, me han dado una respuesta que es como para correr al quirófano gritando…: “¡Doctor, opéreme ya, y puede hacerlo dos o tres veces, no importa!”.

 

Conclusión…: Estar desguebuleado es peor que operarse a los 90 años de edad”.

 

“Ni fecha en el calendario cuando las ganas se juntan”.

 

El hospital es un escenario repugnante. Quien diga que le agrada estar hospitalizado, debe ser enviado al siquiátrico. Los cinco sentidos sufren en el hospital. Todo lo que tocas puede ser bacteria, lo que oyes son quejidos de dolor, lo que se ve es un ir y venir de camillas con pasajeros, médicos, enfermeras e inyectadoras; huele a sangre y a medicinas y la comida es tan poco apetecible, que uno siempre desea que no llegue la hora cuando la sirven.

 

Pero hay que hospitalizarse. Lo ordenó el médico y a él, igual que a mi esposa, jamás le contradigo.

 

Espero poder volver.

 

ATENCIÓN.- Te invito a leer el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, entrando por “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.