Nadie lo había hecho         desde Ruth hace 98 años                                    

        PARA SAB. 7, SEPT. 2019.

 

JUAN VENE EN LA PELOTA

 

 

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

 

“Mi mejor amigo se llama Bebeto”… Trapichito.-

 

-o-o-o-

 

El lanzador de los Rojos, Michael Lórenzen, impidió que una travesura de Babe Ruth llegara inalcanzable a un Siglo.

 

Habían transcurrido 98 años de aquella tarde, y el miércoles Lórenzen fue enviado a lanzar con los Phillies de visita. Una rutina que había cumplido ya 65 veces este año. Subió a la lomita para relevar a medio juego, desde luego, como si nada de particular hubiera en el ambiente.

 

Lórenzen, primera escogencia en el draft de sus días, botó el salvado en el séptimo inning, por lo que el mánager, David Bell, tuvo que removerlo de la caja de lanzar, pero en vez de mandarlo a la duchas, como es costumbre, lo envió a jugar en el center field. En el octavo inning lo montó otra vez en la lomita.

 

Y en el cierre de ese octavo, le tocó ir batear, con un corredor en base y perdiendo por

una carrera. Vio pasar dos lanzamientos malos, pero contra el tercero hizo swing grande.

 

Lo que produjo fue una línea potente, por el área left-center, cuya pelota sobrepasó cómoda y alegremente las bardas del Great Américan Ball Park. Las carreras del empate y la ventaja llegaron a home. Fueron las definitivas.

 

Para Lórenzen, su primera victoria de la temporada, y su ingreso a la historia grande, como el único que desde el 13 de junio de 1921, ha ganado un juego lanzado, en el cual ha conectado cuadrangular y ha jugado en el outfield. Quien lo hizo hace 98 años, el viejo Ruth, sacó otros 713 jonrones, Lórenzen cuenta ahora ocho en su carrera.

 

Rodeado de reporteros después del juego, el mánager Bell fue preguntado por qué su extraña pero triunfal estrategia. Respondió…:

 

“Michael es buen bate. Batea sobre 350 (353) y también tiene cierto poder, ocho jonrones, además de ser el mejor out fielder entre mis lanzadores. Lo que hice fue para economizarme un pelotero manteniendo la posibilidad de ganar el juego”.

 

Michael Lorenzen es nativo de Anaheim, de 27 años de edad, en su quinta temporada de bigleaguer, quien puede ir a arbitraje después de la actual campaña y convertirse en agente libre cuando termine la de 2022. Sus honorarios de este año son, un millón 950 mil dólares.

 

Dijo ante los periodistas…:

 

“Mi misión cuando salgo al campo es hacer cuanto pueda para que mi equipo gane. Me sentí muy mal por haber botado el salvado, pero me animé cuando en vez de sacarme de juego, me mandaron al out field. Todo estaba dispuesto a favor del club… Y sí, claro que ignoraba lo de haber igualado a Babe Ruth. Pero es un honor muy grande, figurar a su lado en los records”.    

 

 

ATENCIÓN.- Lee el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, por “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5      

5

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.