Los umpires son mejores            que los videos y los robots          

 

PARA JUEVES 12, SEPT. 2019…

 

     JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

 

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

 

“Las obras pictóricas son más costosas que los libros, porque una imagen dice más que mil palabras”… Anónimo.-

 

 

-o-o-o-o-

 

Hoy es Día Extra del Correo, por exceso de correspondencia. Por favor, recuerden que no puedo responder a quienes no informen desde dónde escriben. Gracias.

 

              -o-o-o-o-o-

 

Jorge Figueroa N. de Hermosillo, pregunta…: “¿Cuál es su opinión sobre el robot que tarde o temprano cantará las bolas y los strikes en Grandes Ligas? Yo creo que será mas beneficioso que la revisión de los videos, y que no quitará tanto tiempo”.

 

Amigo Yoyo…: Espero que lo de “tarde o temprano” sea solo un apreciación tuya”. Para mí, los umpires son insustituibles, fíjate que son los que menos errores cometen en el terreno de juego. Sustituirlos por videos o robots, sería matar parte del espectáculo.

   

Luis Duque, de Naguanagua, pregunta…: “¿Por qué si Roberto Clemente era un jugador con las cinco habilidades robó tan pocas bases, en una época cuando se le exigía mucho mas a los latinoamericanos que a los estadounidenses? Babe Ruth, un hombre corpulento, robo más bases en promedio que Clemente. Ruth, 5.6%, Roberto, 4.6”.

Amigo Lucho…: Roberto robó 129 bases en sus 18 temporadas, más de siete por año en promedio. Él volaba entre las bases. Pero sus mánagers evitaban exponerlo a lesiones, por lo que le ordenaban no salir al robo. Fíjate si era rápido y cruzaba bien sobre las almoahdillas, que conectó 166 triples. El record es de Sam Crawford, 309, vigente desde 1917.

 

Justino Villaclara, de Caracas, pregunta…: “¿Cierto que el lanzador autor del primer no-hit en la Liga Nacional lo botaron del equipo durante la misma temporada. Y cuántos no-hits se han tirado en las Mayores?”.

 

Amigo Tino…: Ocurrió en el primer año de la Liga Nacional, 1876. Los Gorras Rojas de Boston tenían en su rotación a un lanzador de nombre, Joe Borden, quien gozaba de la fama de ser muy bueno sobre la lomita. El 23 de mayo tiró blanqueada, 4-0, frente al club de Philadelphia, lo que ha sido homolagado por algunos historiadores como el primer no-hit en esa Liga. Sin embargo, otros atribuyen el primer juego sin hits a George Bradley, el 15 de julio, por San Luis sobre Hertford. Pero lo más interesante de la historia es que a Borden lo dejaron libre a media temporada porque ya no lanzaba bien, y el único trabajo que consiguió y lo asumió, fue el de groundskeeper en Boston, o sea, vino a ser el que arreglaba el terreno para los juegos. O sea, del no-hit al rastrillo… Y hasta el tercero de Justin Verlánder, se han tirado en Grandes Ligas 303 juegos sin hits, incluso los perfectos.

 

ATENCIÓN.- Te invito a leer el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, en internet, entrando por “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.