Libre del Covid-19               pero hay que operar

PARA LUN. AUG. 17, 2020…

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

  Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

 

“Si no nos enfermáramos, ¿cómo sabríamos de la dicha de estar buenos y sanos?”…

 

-o-o-o-o-

 

Muchos malestares se sufren 24 horas por día, si uno está obligado a esperar por operación tan sencilla, como la de un pulmón que retiene líquido, simplemente agua.

 

Tres veces me han extraído eso, por lo que ahora los médicos decidieron operar, o sea, algo más curativo, más grande. En el Mount Sinaí Hospital, aquí en Miami, ellos mismos fijarán fecha cuando coronavius se los permita, ya que la pandemia los tiene muy ocupados. Me dicen será que pronto.

 

Ahora trato de que me dejen  escribir la columna. Pero los médicos, todos conocedores del beisbol, todos amigos, se oponen. Ayer me aconsejó uno de ellos lo que he oído millares de veces en las últimas semanas…:

 

“A tú edad tienes que ser paciente, hacer caso a lo que se te aconseja”.

 

Y durante mi infancia y mi adolescencia, oí millones de veces…:

 

“No estás en edad de tomar decisiones, sino de oír consejos, de seguir instrucciones”.

 

Me pregunto con mi cara de tonto y viejo prematuro…: ¡¿Y a cuál edad será que podré decidir por mí mismo!?

 

Bueeeeno, la verdad es que no estoy como para escirbirles diariamente. Donde creo imprimir una A, a veces me resulta W, o en vez de M pulso Ñ, y así, un desastre a lo largo del tecleado.

 

Ayer quise escribir, “Madre mía” y lo que apareció fue…: “¡Maña moñoña!”.

 

Esta retención de líquido en un pulmón produce falta de aire. Uno camina 20 ó 30 metros y se siente ahogado.

 

¿Por qué retengo líquido? No lo sé. No me lo han dicho. Lo que decidieron fue practicar esa operación en cuanto sea posible.

 

En los últimos 13 meses he tenido una interesante colección de actividades quirofanórianas…:

 

Dos diferentes procedimientos en lás vías gástricas, más operación del cólon, operaciones de los dos ojos, tres extracciones del líquido pulmonar, 12 sesiones de quimioterapia, más tres exámenes del coronavirus con resultados negativos.

 

Por supuesto, he estado en la mayoría de los hospitales de este barrio latino más grande del mundo. Ya todos los médicos, para-médicos, enfermeras y enfermeros, camilleros y anexos, me saludan familiarmete…: “¡¿Qué tal, Juan?!”.

 

Por esta laaaaarga experienia, puedo asegurarles que en Miami tenemos el mejor servicio médico en todo sentido. Imagínense que hasta la comida de los hospitales sabe bien. La última vez que estuve hospitalizado, aumenté de peso 27 libras.

 

Desde luego que no quiero dejar de trabajar. Mi vida es levantarme todos los días para averiguar cómo va el beisbol y su conglomerado. No, no es un trabajo en realidad, es una diversión, lo disfruto.

 

Pronto nos encontraremos aquí de nuevo de lunes a domingos. Muy agradecido por esperar.

 

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo de “Juan Vené en la Pelota”, en “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.