Sería injusticia el HOF para      bateador de tres HR por año            

PARA NOV. SAB. 14, 2020…

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

 

“Si la defensiva contara igual que la ofensiva, hubieran inventado designados para todas las posiciones”… Dick Young.-

 

“Los jonroneros manejan Cadillacs los otros Volkswagens”… Anónimo.-

 

-o-o-o-o

 

Elevar a Omar Vizquel al Hall de la Fama de Cooperstown sería una injusticia, como lo hubiera sido no elevar a Ernie Banks.

 

Omar no fue el mejor de su posición en su época, 1989-2013.

 

Las estadísticas son como los hilos dentales que usan las damas en la playa…: enseñan mucho, pero ocultan lo esencial.

 

Ahora, si quieren números, aquí van…: Omar Vizquel, bateó para 272, dejó promedio anual de tres jonrones (exactamente 3.333) y 40 impulsadas (exactamente 39.625). En cuanto a los Guantes de Oro, les recuerdo que él usaba uno marca “Rawlings”.

 

Y hablando de shortstops bigleaguers…:

 

Concepción, nunca elevado al Hall de la Fama, sacó en promedio seis jonrones e impulsó 50 carreras por año.

 

Phill Rizzuto, quien en 1950 fue El Más Valioso de la Liga Americana y El Pelotero del Año, llegó a Cooperstown, pero elevado por el Comité de Veteranos, promedio de tres jonrones y 43 carreras impulsadas anualmente.

 

Pee Wee Reese, también elevado por el Comité de Veteranos, ocho, 55.

 

Los nichos en la casona de Cooperstown son para los Mejores de su época en cada posición. Y los shortstops bateadores de poder eran algo raro antes de Vizquel y Alex Rodríguez, cuya carrera comenzó en 1994, y quien disparó un promedio anual de 37, 15 veces sacó 30 o más en una temporada y en tres oportunidades más de 50.

 

En esta época, la misma de Vizquel, ha habido otros shortstops de poder al bate, como Nomar Garcíaparra, Miguel Tejada, Cal Ripken, Francisco Lyndor, Gleyber Torres.

 

Ahora cinco equipos se disputan un cambio con los Indios por Lyndor, Mets, Yankees, Cardenales, Phillies y Blue Jays. No por su guante, sino porque ha despachado 32 o más jonrones en tres temporadas.

 

Antes de A-Rod y Vizquel hubo shortstops en Grandes Ligas como Willie Miranda, quien jugó nueve años por esas alturas, bateó para 221, con menos de un cuadrangular por temporada, seis en total, siete impulsadas en promedio; y Joe Valdivielso, cinco temporadas con promedio anual de menos de dos jonrones y 17 remolcadas, average al bate, 219.

 

Ernie Banks era algo raro, con cinco temporadas sobre 40 jonrones; y raros eran en la posición Vern Stephens y Rico Petroceli.

 

Si Omar hubiera bateado mejor y de haber sido un líder, habría aparecido en más de dos Series Mundiales, y habría ganado alguna, pero bateó para 174, cuatro hits en 23 turnos, en la de 1995, y en la de 1997, de 30-7, 233.

 

Con carreras es como se ganan los juegos; y se anotan, especialmente, a fuerza de batazos incogibles. De cada cien carreras, 83 llegan a home por hits.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.