Las Cartas desde el Más Allá De gente de Yankees  a Quirarte y Navarro

PARA LUN. FEB. 22, 2021… 

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“La paz es un bien tal, que no puede apetecerse otro mejor, ni poseerse otro más provechoso”… San Agustín.-

 

-o-o-o-o-

 

Hoy escriben Frank J. Farrell y William Stephen Dévery, quienes fueron los primeros dueños de los Yankees, 1903-1915, y la carta es para Salvador Quirarte y Armando Navarro, líderes del grupo de propietarios de los Charros de Jalisco.

 

Queridos Chava y Mando…: Nos hubiera gustado escribirles cuando celebraran los 25 o 50 años unidos en defensa del beisbol jaliciense y de México.

 

Sin embargo, les mandamos esta misiva desde el apacible y encantador Más Acá, en el peor momento de la historia del equipo tapatío.

 

Es una lástima. Porque Uds. dos son tan inteligentes como preparados, por lo que deben saber que aparecer como propietarios de un equipo de beisbol, es tener muy poco.

 

El estadio es del gobierno, los peloteros son tuyos solo mientras dure el contrato o hasta que se retiren. Lo demás es el nombre del club, y dos o tres bates quebrados.

 

Los verdaderos y absolutos propietarios de los Charros son los fanáticos, quienes compran boletos, souvenirs, comidas y bebidas en el estadio y todo lo que anuncian durante los juegos radiados y televisados.

 

Nosotros dos estuvimos al frente de los Yankees durante 13 años. Y en cada temporada hubo algo de lo cual opinábamos diferente. Pero uno de los dos aceptaba.

 

Vendimos los Yankees por 480 mil dólares a Jacob Ruppert y a Tillinghast L´Hommedieu Huston, solo porque ya estábamos muy viejos para tantas responsabilidades. Pero la verdad, entonces nos queríamos como amigos mucho más que antes de iniciar esa sociedad. Ahora los Yankees, según la revista “Forbes”, cuestan tres mil 700 millones de dólares, según Wall Street, cuatro mil 300 millones, y la familia Steinbrenner no los vende por ningún precio.

 

Chava, Mando…: Hay dos fórmulas para la paz. Una es que muchas veces uno tiene que estar de acuerdo con lo que no está de cuerdo. La otra, cuentas claras, todo siempre sobre la mesa, incluso cuando uno ha fallado, cuando se ha cometido alguna irregularidad.

 

Por favor, no piensen en Uds. sino en los fanáticos, en la Liga Mexicana del Pacífico, en el beisbol y su historia.

 

Es como un matrimonio. La única manera de que la unión permanezca, es aceptando, de parte y parte, cuando se ha fallado.

 

Y Uds. tienen un amigo que está por celebrar sus 53 años de casado. Pregúntenle a él.

 

Amigos Chava y Mando…: Buena suerte y buena paz. Abrazos… Frank y William.

 

-o-o-o-o-o-

 

ATENCIÓN.- Por Google, el archivo de “Juan Vené en la Pelota”, en “el deporte vuelve a unirnos”.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.