Los Caballos de Jalisco         en vez de los Charros

PARA DGO. 25, JULIO 2021.

 JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

“Nada ha roto tantas amistades como la sed del dinero”… Martín Luther King.-

-O-O-O-

A punto de acabarse los Charros de Jalisco, nombre propiedad de Armando Navarro. El próximo equipo de los inviernos tapatíos, sería llamado los Caballos de Jalisco, propiedad de José Luis González íñigo y de Carlos Valenzuela Gómez.

“Tanto González Íñigo como Valenzuela Gómez, dueño de los Mariachis, son muy buena gente” opinó un compañero periodista de Guadalajara.

Navarro había aportado el nombre de Charros, para ser socio de Salvador Quirarte, quien invirtió el dinero necesario. Los dos se pelearon, bajo acusaciones de mal manejo en la economía. Y no hay manera de reconciliarlos.

Quirarte no responde a las llamadas y en el número del celular de Navarro se oye siempre el run, run, rún de ocupado.

Entre tanto, el estadio de Zapopan, en la bonita zona metropolitana de Guadalajara, es propiedad del Gobierno del Estado de Jalisco. Y el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, es un líder tapatío que solo quiere paz y buen beisbol.

A Alfaro Ramírez le agrada el nombre de los Caballos de Jalisco, y está dispuesto a brindar todo el apoyo necesario a quienes se dediquen a organizar el mejor espectáculo para Jalisco y no a pelearse por dos o tres pesos de viejo papel.

Navarro ha acusado a Quirarte de llevar mal el dinero del equipo, por lo que trato de comunicarme con él a ver si me informa cómo su socio hizo algo indebido. Pero ya te dije, run, run, rún, toda vez que le disco.

La preciosa Guadalajara y alrededores, alberga a ciento de miles de frenéticos aficionados al beisbol, quienes lo han respaldado siempre.

Sin embargo, hay una especie de maldición gitana sobre la pelota en aquel sector del mundo. Los Charros originales, jugaban en un incómodo estadio, construído para beisbol estudiantil, ubicado en las afueras de la ciudad.

No era cómodo ir hasta allá. Tuvieron que desaparecer los Charros en 1995.

Regresaron en 2014, con gran entusiasmo, a estadio lleno en la moderna casa de Zapopan, hasta que se acabó la paz en este 2021. Por eso, posiblemente, la temporada 2021-2022, sea la del entierro de los Charros y el nacimiento de los Caballos.

La figura del caballo es emblemática en Jalisco, especialmente por lo que significan esos bellos animales en la vida de los charros.

Será una nueva vida para el beisbol jaliciense, absolutamente mejor que Navarro y Quilarte halándose las greñas por dos o tres pesos de viejo papel.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

ATENCIÓN.- Por Google, el archivo de “Juan Vené en la Pelota”, en “el deporte vuelve a unirnos”.

         Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.