La Carta desde el Más Allá.- La de Albert G. Spalding Para el zurdo Julio Urías

PARA LUNES 27, 2021…

 JUAN VENÉ EN LA PLOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

Mi apreciado Julio…: He revisado lo ocurrido durante el año en Grandes Ligas, y encuentro que eres único, sobrenatural. Es decir, nadie más que tú llegó a 20 juegos ganados. Y apenas perdiste tres veces, para efectividad bajo tres, 2.96.

Es asombroso que hayamos llegado a 166 pitchers abridores de la temporada en las dos Ligas, con uno solo por esas alturas.

Y te puedo escribir de lo que es ganar juegos, porque en mis siete temporadas en las Mayores (1871-1878), gané 252, promedio de 36 por año, con efectividad de 2.13.

Cinco veces logré 38 o más victorias, inlcuso 54-5, 1.59 en 1875.

Tú me dirás, muchos me dirán, “eso ocurrió en otra época”. Y es verdad, pero esa fue la época cuando me tocó jugar.

Y hubiera seguido, porque mi brazo estaba muy bueno  cuando me retiré. Pero nos pagaban muy poco y yo encontré que fabricando y vendiendo pelotas y bates (los guantes no existían), ganaría más dinero.

Imagínte, cuando mejor me pagaron fue en 1876, tres mil 500 dólares para toda la temporada con los Chicago Whitey Stockings. No comparo nada, por aquello de las épocas. Sin embargo, para quienes son felices sacando cuentas, cada victoria tuya este año, por los tres millones 600 que te pagaron los Dodgers, te significó un ingreso de 180 mil dólares.

Mereces admiración y respeto por muchas razones. Primeramente, provienes de una de las ciudades más beisboleras del mundo, Culiacán, hogar de los célebres Tomateros; después, en 2019, te repusiste de la tercera operación en el ojo izquirdo, y saliste de abajo en un juicio por violencia doméstica; al llegar a Grandes Ligas en 2016, con pasaporte como relevista, habían sido abridor de 15 juegos, obligado por lesiones de los titulares; y en el ámbito del beisbol se ha celebrado mucho tu frase, acerca de las intervenciones en el ojo…:

«That’s how God works. He gave me a bad left eye but a good left arm”. Así es como Dios labora. Me dio un ojo izquierdo malo, pero un brazo izquierdo bueno.

Mi consejo desde este Más Acá, donde todo se ve y todo se sabe, es que ames al beisbol, a tu profesión; que des el ciento por ciento al equipo; buen comportamiento ciudadano y mucho cuidado con la salud.

Perteneces a una excelente organización, de la cual debes estar orgulloso.

Felicidades en 2022 y siempre, amigo Julito. La gente del beisbol en este Más Acá, queremos verte ganar juegos seguidos.

Un abrazo emocionado. Se te quiere… Albert.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- El archivo de estas columnas en google si entras por “el deporte vuelve a unirnos”.

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.