Los negros no querían dejar jugar a Róbinson

PARA DOMINGO, ENERO 30, 2022…   

    JUAN VENÉ EN LA PELOTA

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

“No somos amarillos, negros, blancos, pelirojos, homosexuales ni héterosexuales… Todos somos, simplemente, personas”… Dick Secades.-
-o-o-o-o-

Hace ahora 75 años, ocurría durante la última semana de enero de 1947, que el más famoso y respetado ejecutivo del beisbol para la época, el gerente-general de los Dodgers, Branch Rickey, nadaba contra la corriente a solo días de uniformar a Jackie Róbinson con los colores de Brooklyn.

No se enfrentaba nada más a la tradición de exactamente 60 años, desde 1887, de discriminación racial en Grandes Ligas y ligas menores, sino también a los deseos de ejecutivos y peloteros de las Ligas Negras, de que no contrataran a un pelotero de la raza, sino que permitieran a dos equipos de negros jugar, uno de la Liga Americana y otro en la Liga Nacional.
Es decir, que expandieran ambas Ligas, de ocho equipos cada una a nueve, con dos formados por puros negros, los cuales jugarían, como todos los demás, rumbo a la Serie Mundial.
Cuando terminaba aquella última semana de enero del ’47, tras cinco días de discusiones, Rickey había oído argumentos que parecían valederos, como…:
“Un solo pelotero negro en todas las Grandes Ligas va a ser fácil e indefensa víctima para los centenares de jugadores blancos de los 16 equipos”.
Así, después de haber jugado Róbinson en Montreal triple A en 1946, cuando ya en el clubhouse de Ebbets Field habían preparado un locker con su nombre, tras de haberse anunciado públicamente que los Dodgers ya tenían a un negro en su róster, los negros no querían permitirlo.
Pero de pronto a Wesley Branch Rickey, al inventor del sistema de ligas menores, al ejecutivo que había sido triunfador enorme con los Cardenales, se le ocurrió la mejor explicación para convencer a los negros. Les dijo…:
“Dos equipos de ustedes frente a los 16 de nosotros no es integración, sino, la mayor discriminación posible. Sería una batalla de negros contra blancos y blancos contra negros. En cambio, solamente Jackie, uniformado con los Dodgers, ayudándonos a ganar campeonatos, animará a los otros a contratar negros. Pronto los tendremos en todos los equipos, una real integración. He conversado con gente de otras organizaciones, y están muy animados a contratar negros”.
Eso los convenció. Y 10 años después, fueron los Medias Rojas el último equipo en tener negros en su róster, con el infielder, Pumpsie Green el 21 de julio de 1957.

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo de “Juan Vené en la Pelota” en internet, entrando por “el deporte vuelve a unirnos.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.