La Carta desde El Más Allá.-              La de Satchel Paige               a Houston Mitchell

PARA LUNES, ABRIL 18, 2022…

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

                    Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

Mi respetado Periodista…: Como cada vez que la publicas, he leído con atención y entusiasmo tu columna, “Dodgers Dugout”, en “los Ángeles Times”, dedicada a los 75 años de la llegada de Jackie Róbinson a Grandes Ligas.

Muy interesante, profundamente sentida, bien escrita.

Como ya sabes, fui el primer negro nativo de Estados Unidos que jugó en México y nueve años antes de la llegada de Jackie a los Dodgers. Lo mío fue en 1938, porque en México se adelantaron a las Grandes Ligas y a Estados Unidos en la integración racial y en los altos honorarios de nosotros, los peloteros.

Lo que más me habían pagado en las Ligas Negras, eran 300 dólares semanales, y de pronto, los mexicanos me pagaban dos mil mensuales, libres de Impuestos, hotel, comida y pasajes.

Después Jorge Pasquel también importó peloteros blancos, porque les pagaba bastante más que cuanto ganaban en las Mayores.

Me agradó que recordaras lo dicho por el mánager, Leo Durocher, en el club house, a los peloteros de los Dodgers que protestaban por Jackie en el equipo. Aquello fue una buena lección…:

“No me importa si es amarillo, o negro, o si tiene rayas como una cebra. Soy el mánager de este equipo y digo que Jackie jugará. Si alguien se opone, será cambiado”.

Róbinson salió al terreno con los Dodgers en el Ebbets Field, de Brooklyn, el 15 de abril de 1947, ante 26 mil 623 espectadores. Fue segundo bate, y anotó una carrera en la victoria 5-3, sobre los Bravos, entonces de Boston. Iba rumbo al título de Novato del Año y a un nicho en Cooperstown.

Pero bigleaguers, mánagers y coaches insultaban a Jackie. Y los Cardenales llegaron al colmo de organizar una huelga en su contra, la cual fracasó. Tuvo que tolerar maldades, como encontrar un culebra viva dentro de su guante.

Le gritaban…: “Las Grandes Ligas han perdido su pureza por tu culpa”.

Y tu escribiste, amigo Houston…:

“Pues, Róbinson lo aguantó todo. Y jugó al más alto nivel, comprobando que los negros tienen con qué jugar en las Mayores. Corrió las bases con intenso coraje; brilló en el campo, sin importar dónde lo ponían a jugar; encabezó a los Dodgers victoria tras victoria, hasta que el club ganó su primera Serie Mundial, en 1955”.

Muy buena columna, amigo Houston, como todas las tuyas.

Sigue escribiendo, para continuar disfrutándote en este Más Acá que ustedes llaman Más Allá. Bendiciones a tí de parte de todos los negros del mundo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 ATENCIÓN.- El archivo de estas columnas en google si entras por “el deporte vuelve a unirnos”.

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

4 comentarios en «La Carta desde El Más Allá.-              La de Satchel Paige               a Houston Mitchell»

  • el 19 abril, 2022 a las 2:14 pm
    Enlace permanente

    Buen día, Sr Vené, cuántos manager exitosos en grandes ligas, jugaron outfield?

    Respuesta
  • el 18 abril, 2022 a las 7:34 am
    Enlace permanente

    Buenos días Se. Vené, felicitaciones por sus columnas. Últimamente he leído escritos de algunos periodistas donde se refieren a un lanzador, que ha realizado una buena labor desde el montículo, «Estuvo intratable» ¿A qué se refieren? Creo que el término está mal utilizado. Gracias

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.