Bolazos a granel tiran los pitchers

PARA SÁBADO 30, ABRIL, 2022

JUAN VENE EN LA PELOTA

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“O jugamos beisbol o nos caemos a pelotazos por la cabeza, pero a las dos actividades juntas, no podemos atenderlas”… Pete Alonso.-

          -o-o-o-

“La violencia genera violencia”.

La joven temporada de Grandes Ligas se ha caracterizado por un diluvio de pelotazos contra los bateadores, más muchas docenas de lanzamientos esquivados en el home plate.

Creo oportuno recordarles a los multimillonarios y alegres muchachos de los diamantes 2022, la tragedia ocurrida en la tarde del 16 de agosto de 1920, en el Polo Grounds de Nueva York.

Jugaban los Indios de visita a los Yankees. Por los de Nueva York lanzaba el derecho Carl Mays, quien tiraraba todos sus pitcheos por debajo del brazo y soltaba la recta a velocidad extrema. Precisamente una recta suya le destrozo la base craneana al shortstop de los visitantes, Ray Chapman, y murió poco después.

Valdría la pena que vieran el video de aquel rectazo de Roger Clemens, que en juego interligas en Shea Stdium, produjo un sonido de altos decibeles y pronósticos trágicos, al golpear el casco de Mike Piazza. Afortunadamente no hubo lesión. Pero sí un gran susto.

Tony Conigliaro y Dickie Thon no fueron los mismos notables peloteros, después de recibir aquellos bolazos en la cara, y tuvieron que retirarse.

Pues este año, solamente a jugadores de los Mets, y hasta el juego de anoche, los han golpeado con lanzamientos 19 veces.

Muchos creen que todo se debe a que el nuevo propietario, Steve Cohen, está pagando muchos honorarios exagerados, como los del boricua Francisco Lindor, 341 millones, hasta 2031.

Y Darryl Strawberry, quien fuera integrante estelar de ese equipo, opinó ayer…:

“Odian a los Mets porque tenemos como sede Nueva York y porque somos una gran organización. Pero, ¡come an!, si ellos les tiran por la cabeza a nuestros bateadores, tenemos que correr hacia el montículo y ponerle al pitcher un buen puñetazo sobre la boca.

“Tienen más motivos para odiarnos, ya que este año estamos jugando muy bien y somos líderes cómodos en la División”.

Hasta antes del juego de anoche, con los Phillies de visita, los Mets tenían record de 14-6.

Hasta hace unos años, se sabía que si conectaban jonrón, al siguiente bateador le tiraban por la cabeza; igual contra alguien que intentara tocar la bola cuando no era lógico. Ahora, sin motivo alguno, y a cualquiera, buen bateador o no, de todas maneras le tiran la pelota rumbo a la cabeza… o la cara.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- Lee el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, por “el deporte vuelve a unirnos”.

 Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5      

5

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.