Las Cartas desde El Más Allá.- De Sparky Ánderson  para Don Mattingly

PARA LUNES, JUNIO 13, 2022…

JUAN VENÉ EN LA PELOTA… 

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

Mi admirado Donnie…: Te felicito de mánager a mánager. No tienes un róster, propiamente ganador en tus manos, pero pareces convertirlo paulatinamente.

Ayer domingo amaneciste con 27-30, a ocho juegos de los líderes, Mets, en la cuenta de las derrotas, pero con 7-3 en las últimas 10 salidas y record positivo en casa, 15-14.

Ya  no eres un mánager novato, a los 61 años de edad, con experiencia en 12 temporadas, cinco a bordo de los Dodgers y ahora en la séptima al frente de los Marlins. Y tu record de 847-887 no es detestable, tomando en cuenta los equipos que has tenido en Florida. Porque eres ganador, y la prueba está que en Los Ángeles dejaste marca de 446-363.

Ahora, lo que ante mis ojos te ha consagrado como un jefe de campo con inmenso porvenir, ha sido el caso de tu segunda base, Jazz Chisholm. Fue una peligrosa situación, que pudo resultar un caos en tu clubhouse, pero que con pura inteligencia y paciencia convertiste en éxito.

Chisholm, de 24 años, nativo de las Bahamas, es un joven como muchos del Caribe, que le gusta el figureo, los movimientos extravagantes, celebrar todo y a cada rato, arreglarse el cabello como lo hacen las muchachas, usar pesadas y vistosas cadenas de oro, hacerse notar. Fíjate que tiene nombre de música.

Lo ví haciendo gestos, como si fuera de la mara salvatrucha, lo que podría considerarse error o abuso de un bigleaguer premiado con bono de 200 mil dólares; y quien en su segunda temporada completa ya cobra 718 mil.

Todo eso le produjo odios entre los demás Marlins, y el problema llegó a convertirse en el preludio de una horrible guerrilla.

Lo que hiciste, como un papá frente a hijos descarriados, fue citar a ese célebre mítin, exclusivo para tus uniformados, en el cual quién sabe qué predicaste, porque Chisholm salió de ahí para conectar dos jonrones, uno grand slam, e impulsar seis carreras, mientras los demás del equipo lo vitoreaban y lo abrazaban emocionados, como hermanos amorosos.

Y lo más importante, les ganaron a los Nacionales 12-2, y desde entonces tienen tremenda fisonomía de ganadores.

Chisholm va a ser uno de los estelares en los próximos años. Va en la temporada con cuatro triples, 12 jonrones, 40 impulsadas y 257 de promedio al bate.

En cuanto a tí, creo que es hora de cantarte aquello de “¡Vas bien, muchacho, vas bien!”.

No te imaginas lo feliz que me siento cuando puedo felicitar a un mánager.

Mi querido Donnie, te deseo todo lo bueno… Abrazos, Sparky.

 Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- El archivo de estas columnas en google si entras por “el deporte vuelve a unirnos”.

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.