Winfield habla hoy en tributo a Fowler

PARA DOMINGO 24, JULIO, 2022 

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

                   Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Enamorarse es encontrarse a sí mismo, fuera de sí mismo”… Enrique Rojas.

                  -o-o-o-

El tributo de esta tarde a la memoria de Bud Fowler en el Hall de la Fama, será en la voz de uno de los más finos caballeros y grandes atletas que hayan jugado en Grandes Ligas, Dave Winfield.

Los siete personajes a elevarse a Cooperstown hoy son muy meritorios. Pero Fowler dejó la historia más apasionante de todos. Siendo negro, se atrevió a jugar en equipos de puros blancos, cuando la discriminación en Estados Unidos era más frenética, más ciega, más cruel.

Fowler, hijo de un agricultor y también barbero, nació en Fort Plain, el 16 de mayo de 1858, 81 años antes de inaugurarse el Hall de la Fama. Siendo un bebé, la familia se mudó a pocas millas, a Cooperstown, donde estudió el niño. Al terminar la primaria, a los 14 años, se hizo pelotero profesional en el beisbol de los blancos, porque no existían aún las Ligas Negras.

Ocurrió en 1872, hace 150 años. También 75 años antes de la llegada de Jackie Róbinson a los Dodgers.

Durante 16 años fue Fowler lanzador e infielder sin guantes, porque aún no existían. Atajó millares de roletazos, líneas y flies a mano limpia.

Las investigaciones de la Society for Américan Baseball Research (SABR), han encontrado que Bud Fowler fue mejor pelotero que la mayoría de los blancos de su época.

El primer equipo donde apareció Fowler, fue el de Lynn, Massachusetts, pero numerosos clubes viajeros (barnstorming), lo contrataban para juegos esporádicos, a fin de aprovechar sus habilidades como lanzador.

Cuando desaparecieron sus habilidades y dejó de jugar, Fowler fue a vivir en Frankfort, a 30 millas de Cooperstown. Murió en la miseria, víctima de la tuberculosis, el 26 de febrero de 1913, meses antes de cumplir sus 55.

Dave Winfield, ahora en sus 70 juveniles años, rendirá hoy el tributo a este insigne personaje de la historia del beisbol.

En su preparación para el acto, Winfield visitó el jueves la tumba que SABR levantó para Fowler en Frankford.

Y allá se dirigió a él como si lo estuviera viendo con vida…: “Es un inmenso honor haber sido encomendado para hablar acerca de tí. Te agradecemos mucho cuanto cuanto hiciste por el beisbol y por nosotros los negros”.

La ceremonia, televisada por MLB Network, comenzará hoy a las 11 de la mañana.

Unas 40 mil personas han llegado a Cooperstown, villa que alberga solo dos mil habitantes.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- Lee el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, por “el deporte vuelve a unirnos”. 

                  jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.