Columna

 Nuestro beisbol no volverá a ser grande

PARA SÁBADO 22, OCT. 2022

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE)

“Entender el beisbol equivale a hablar otro interesante idioma”. J.V. 

-o-o-o-o- 

El beisbol de invierno, nuestra pelota de octubre a febrero, ya no es ni será jamás, el mismo brillante espectáculo de hace años.

Y no por culpa del comisionado para el Caribe, Juan Puello, sino a causa de algo más poderoso y que conocemos con el inofensivo signo de $.

A Carl Yastrzemski le pagaron por su año de novato, 1961, 10 mil dólares. Lógicamente, peloteros de la talla de Camilo Pascual, Bob Aspromonte, Roberto Clemente, Félix Mantilla, Orlando Cepeda, Víctor Pellot Power y Luis Aparicio, jugaban en el beisbol invernal para completar sus ingresos.

En aquella época, Aparicio cobraba en Grandes Ligas 18 mil 750 dólares por toda la temporada; Camilo, 29 mil 500; Aspromonte, nueve mil; Cepeda, 27 mil.

Ahora el sueldo mínimo, lo que cobran los novatos, son 750 mil dólares, y eso aumenta cada año automáticamente.

En muchos casos, antes de uniformarse de big leagers, numerosos jovencitos ya son millonarios, gracias a los bonos.

Entonces, ¿para qué exponerse a jugar en México, Puerto Rico, Dominicana o Venezuela, por unos pocos dólares?

Juegan en invierno sólo quienes se recuperan de lesiones, los de baja calidad, que no tienen grandes ingresos, y uno que otro big leaguer muy fiebroso. Por ejemplo, las Águilas del Zulia anunciaron que Salvador Pérez va este año a jugar con ellos. ¡Qué temeridad!

Pompeyo Davalillo vio terminar su carrera en Grandes Ligas con los Senadores, apenas comenzaba, porque fue a jugar con el Cabimas y se fracturó una pierna.

Cuando Magallanes llevó a Dave Parker para el campeonato 1974-75, entrevisté al poderoso bateador de los Piratas. Entre otras cosas, me dijo:

“Estoy muy agradecido del equipo Magallanes. Con lo que me van a pagar, completaré la cuota inicial para comprar mi casa, en Houston”.

Los Piratas le pagaban sólo 24 mil dólares. ¿Cuál pelotero de la categoría de Parker puede ser llevado a nuestro beisbol hoy día, si cobran de 30 millones de dólares para arriba por temporada en Grandes Ligas, más otro topotochal de dólares por souvenirs, barajitas y anuncios publicitarios?

A comienzos de los años cuarentas, Jorge Pasquel le preguntaba a cuanto big leaguer deseaba llevar a México:

“¿Cuánto te pagan en las Mayores?”.

Si le respondían, por ejemplo, “15 mil dólares por temporada”, él ofrecía:

“Te pago 20 mil, más alojamiento y un automóvil para que manejes por todo México mientras juegas allá”.

Como para preguntarnos ahora, ¿sobre qué cosa se sientan las cucarachas?

-o-o-o-o- 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú. 

 Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.