Las cartas desde el Más Allá.- De John D. Rockefeller   para Aaron Judge

­PARA LUNES 21, NOV. 2022…

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Más Allá, noviembre 21, 2022.

Mi muy estimado Aaron:

Te escribo, no de fanático a bigleaguer, sino de multimillonario a multimillonario.

Como sabrás, fuí el primer estadounidense multimillonario, gracias al petróleo y a la Guerra Civil. Y tú eres el pelotero con más millones de dólares en tu futuro. Ya has cobrado, sólo por jugar a la pelota durante siete temporadas, 39 millones 526 mil 100 dólares. Ahora, con el nuevo contrato, agregarás a eso, unos 400 o 500 millones más.

 

Pues, mi fortuna fue calculada por la revista “Forbes”, en 810 mil 912 millones, según el valor del dólar hoy día.

 

Mira, después del primer millón, no se necesita más. Nadie puede gastar tanto dinero. Por eso te sugiero, mi querido Aaron, invertir en educación. Por ejemplo creando Universidades. Es mejor regalarle a un joven un año de estudios, que muchos millones de dólares.

 

Por eso, además de  crear la “Stándard Oil”, fundé la Universidad de Chicago y la Universidad Rockefeller de Nueva York. No te hablo de la Fundación Rockefeller, porque ya manejas tu Fundación para ayudar a niños pobres, vas muy  bien.

 

De paso, te recuerdo que, hasta sin grandes recursos se pueden dejar lindas historias en la educación, como lo que ha logrado con tanto éxito familia de Doña Lola Fuenmayor, en Venezuela. Ahí tienes un lindo ejemplo.

 

Morí de aterosclerosis, a los 97 años, el 23 de mayo de 1937. Morí muy feliz por lo que hice en mi vida y por  cuanto pude dejar para seguridad de mi país y de mi familia.

 

Como en este Más Acá, que ustedes llaman Más Allá, se sabe todo, ya se que firmarás durante el Mítin de Invierno (4 al 7 de diciembre, en el San Diego Marriott Marquis) para jugar 10 o 15 años, con Yankees, o con Gigantes, o con Dodgers.

 

Mi consejo es que dejes lo de tu negociación en manos de esos muchachos que te representan, “SPI Sports Managements”, quienes son muy responsables. Tu ocúpate de tener la mente libre para tu vida privada y para el beisbol.

 

Aaron: quise jugar beisbol y no pude, me resultaba muy difícil. Y lo mío era a nivel high shool. Me imagino cuán problemático será en Grandes Ligas.

 

Insisto, deja que los agentes y tus consejeros económicos se ocupen del negocio y tú disfruta de la familia, del equipo y de tus compañeros de clubhouse.

 

Espero te grabes ésto bien, ¡pero muy bien!:

 

TU VIDA ES UNA SOLA. Y ES LO ÚNICO REALMENTE TUYO, PORQUE LLEGA CONTIGO Y SE VA CONTIGO. DISFRÚTALA.

 

Haz bien y no mires a quién.

 

Adelante, amigo Aaron. Y recuerda también que tu mayor fortuna no son los dólares, sino tu juventud.

 

Un abrazo interminable con todos mis deseos por tu felicidad… John D.

 

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

 

5

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.