Columna

OTRA CARTA LLEGA DESDE EL MÁS ALLÁ DE WALTER JOHNSON A JUAN JOSÉ ÁVILA

PARA LUNES 15, ENERO, 2024.

JUAN VENÉ EN LA PELOTA

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE)

Mi admirado J.J: Me siento muy bien escribiéndole al tremendo personaje del beisbol que eres, al caballero de cuna ilustre, al amigo en la historia.

Porque eres fino, centrado y triunfador, comienzo por sugerirte, más que aconsejarte…: O un notable Salón de la Fama del Beisbol Venezolano (SFBBV) o nada.

Porque en tu super beisbolera Patria, ya han sufrido, y tú más que nadie lo ha padecido, el colapso del endeble, mal fundado experimento de un Salón de la Fama sostenido por una familia desesperada por perdurarse en la historia. Un Salón de la Fama al cual se autoeleva un fracasado propietario de equipo y mediocre presidente de la Liga. Habría que elevar a los 33 presidentes que ha tenido la Liga.

Te escribo, amigo J.J. porque fui uno de los cinco primeros elegidos para el Hall Cobb de la Fama de Cooperstown en 1936, por cierto, el quinto en número de votos, con el 83.6%, tras de Ty Cobb, 98.2%; Babe Ruth, 95.1%; Honus Wagner, 95.1%; y Christy Mathewson, 90.17%.

Imagínate, querido J.J. que Cy Young no fue elegido esa vez, porque obtuvo un 49.1%.

Por supuesto, Young fue elegido después, en 1937, con el 76.1%.

Por eso, porque el Hall de a Fama de Cooperstown ha sido limpio en sus elecciones y porque nunca dependió de interesados personales para su existencia, es que eso es lo mejor del mundo en funcionamiento.

¿Qué quiero decirte con “O un notable Salón de la Fama del Beisbol Venezolano (SFBBV) o nada ”. Pues que sea algo inmaculado, libre de dádivas interesadas y de dirigentes tan fracasados como desesperados por glorias.

Sí hay gente honesta con quiénes contar. Ya me enteré por ahí de la idea del Museo, con hotel- restaurant a un lado y un Academia de Beisbol al otro costado en terrenos donados por el gobierno de algún Estado en los cuales se construya, alrededor del Salón de la Fama y esos anexos, una urbanización llamada Del Beisbol.

Así, las vías de ingresos sobrarían. Se necesitaría solamente personas honestas para administrar. Pero sí las hay en tu país. Comienzan por ti mismo, siguen con Asdrúbal Fuenmayor y ve sumando.

Un Salón de la Fama no debe ser un juguete de un matrimonio, ni obra abusada por inservibles presidentes de una Liga. Tiene que ser algo mucho más limpio que eso, mucho más merecedor del beisbol, mucho más digno de ese país llamado Venezuela.

Tienen dos ejemplos apropiados para seguir: El de Cooperstown y el de Monterrey, México. Ha sido casi un Siglo de vida limpia, exitosa.

Como debe ser, te deseo, J.J. lo mejor de este mundo y del otro… Walter.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

@juanvene5
jbeisbol5@aol.com
5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.