Columna

LLEGA OTRA CARTA DESDE EL MÁS ALLÁ LA DE JOSÉ LIMA A DOMINGO GERMÁN

PARA LUNES, MARZO 18, 2024

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Domingo: Has hecho de tu vida de lanzador una catástrofe, cuando tienes las facultades para ser extraordinario sobre la lomita.

La prueba es ese juego perfecto que tiraste con los Yankees en Oakland.

Domingo: En 154 años de Grandes Ligas, después de haberse realizado más de 238 mil 500 encuentros, solamente 24 han sido perfetos; y uno de esos, uno de apenas dos docenas, es el triunfo tuyo, 11-0, con nueve strikeouts y 99 lanzamientos.

Eres petromacorisano, soy tu compatriota santiaguero, y lancé en Grandes Ligas durante 13 años, hasta 2006, con seis equipos.

Llegué muy joven a este Más Acá, que ustedes llaman Más Allá, porque cuando en 2021 sufrí un infarto fulminante, apenas había cumplido mis 37.

Pero el caso ahora eres tú no yo. ¿Cómo es posible, Domingo, que a los 31 años, con tanta calidad como lanzador, los Yankees te hayan dejado ir como si fueras un pelotero acabado?

Y los Piratas te han firmado por un millón 500 mil dólares para 2024, con una opción en 2005. El mundo del beisbol espera que tu cabeza se ponga a la altura del pitcher que puedes ser.

Con los Yankees dejas una triste historia. No solamente has sido sancionado por violencia doméstica y por no pagar la pensión para que coma tu descendencia, sino que armaste un zafarrancho en el clubhouse, que parecía ibas a terminar con el estadio.

Destrozaste varios lockers, rompiste un televisor, quebraste botellas, antes de que tus compañeros te metieran por la fuerza, al sauna, a ver si sudando se te pasaba la tremenda y agresiva borrachera.

Eso no parece el comportamiento de un bigleaguer, sino de un borrachito que camina como bailando conga en madrugada callejera y dominical.

Domingo: Ya has cobrado cuatro millones 927 mil 500 dólares por jugar a a la pelota. Eres, o debes ser, millonario, un joven millonario que sigue recibiendo millones como salario. Disfruta tu vida. Si te hace tanto mal el licor, no lo tomes. Aplica la responsabilidad con tus hijos, respeta a tu mujer, respeta al beisbol, respétate a ti mismo.

Mira: en la historia del beisbol de nuestro país ha habido figuras ejemplares, señores de vida limpia, sin mala conducta ni negocios ilícitos, peloteros de grandes triunfos, hasta llegar al Hall de la Fama. Cópialos a ellos, a Juan Marichal, Pedro Martínez, Vladimir Guerrero, Adrián Beltré.

En junio hará siete años que llegaste a MLB. Ojalá lo celebres sin intentar volver añicos al clubhouse de los Piratas. Ojalá respetes al lanzador llamado Domingo Germán, capaz de tirar un juego perfecto.

Te deseo lo mejor de lo mejor. Ojalá que de ahora en adelante, tú también te lo desees y hagas todo lo posible por lograrlo… José.

5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.