Columna

El beisbol convive con los apostadores

PARA DGO. 14, ABRIL, 2024

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE)

-o-o-o-

“Dotor: Usted me ha ordenado que me fume un cigarrillo diario, no más. Pero es que yo nunca he fumado”… Joey Adams.

-o-o-o-

Hoy celebra Pete Rose sus 83 años de edad. Y el 23 de agosto hará 35 años del medio día cuando el comisionado Bart Giamatti anunció que lo expulsaba del beisbol por apostador.

Igualmente, hoy hace cinco años que la Corte Suprema legalizó las apuestas deportivas en todo el territorio de Estados Unidos. Informó ese día la Corte, que los aficionados al deporte podrán apostar su dinero de ahora en adelante, de manera totalmente legal.

Eso acabó con el asco que le tenían las Grandes Ligas a Las Vegas. Y no solo van a mudarse a ese paraíso de los apostadores los Atléticos a partir de 2026, sino que uno de los dos equipos de Florida, Marlins o Rays, no han aclarado cuál, hace gestiones para también mudarse a esos predios de Nevada.

Pero es que hace años, ocupando ocho acres en pleno centro de Las Vegas, está Las Vegas Ballpark, la casa de los Aviators, equipo Triple A de los Atléticos. Y otras seis organizaciones del beisbol, tienen intereses en medio de ese mundo de los apostadores.

¿Conviene esa relación tan estrecha entre este deporte espectáculo y la meca de las apuestas?

Eso lo debe responder el comisionado Rob Manfred, quien jamás responde a nada que no sean los beneficios económicos de ESPN y FOX.

Desde luego, las apuestas ya no son tan nocivas ni tas asquerosas, ni tan dignas de sanciones como antes.

Las apuestas ilegales en Grandes Ligas se estimaban en más de 200 millones de dólares anuales.

Hace 45 años, porque ocurrió en 1979, cuando el comisionado Bowie Kühn expulsó del beisbol a Willie Mays y a Mickey Mantle, sólo porque aparecían haciéndo publicidad de unos casinos veganos.

Ellos dos fueron más afortunados que Pete Rose, porque los rescataron años después.

Las apuestas han sido parte de las Grandes Ligas desde que fundaron la primera, en 1871, hace, ¡nada menos! que 154 años.

Antes de 1900 fueron agredidos numerosos umpires por los apostadores y dos de ellos murieron en el trance. Llegó un momento que los apostadores gobernaban el juego, comprando la actuación de peloteros y umpires.

Hasta que en la Serie Mundial de 1919, ocho estelares Medias Blancas, se vendieron a los apostadores, lo que produjo la creación del puesto de comisionado, con el juez Kenesaw Mountain Landis, quien estuvo en el cargo desde 1920 hasta su muerte, en 1944.

-o-o-

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo de “Juan Vené en la Pelota” en internet, en “el deporte vuelve a unirnos”.

jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.