Columna

LLEGA OTRA CARTA DESDE EL MÁS ALLÁ DE DALMIRO FINOL PARA LUIS ARRÁEZ

PARA LUNES, MAYO 6, 2024

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Admirado y muy respetado Luis: Eres el bigleaguer que todos los buenos seguidores del beisbol quisiéramos encontrar dentro de cada uniforme: Juegas ciento por ciento para tu equipo, efectivo a la defensiva, bateas mejor que todos y eres un caballero de agradables modales hogareños, un señor en todo sentido, a los 27 años de edad.

Tanto, que desde este Más Acá, que ustedes llaman Más Allá, he oído al mánager de los Padres, Mike Shildt, quien pasó el fin de semana en Phoenix visitando con los Padres a los Diamondbacks, comentar ante sus coaches: “Sí, tenemos ahora al bateador que mejor ha chocado los lanzamientos en ambas Ligas y contra todos los lanzadores. Pero también, en él mismo, tenemos al caballero más fino del beisbol. Un señor, quien fuera del estadio, parece más el Embajador de un país en paz, que un jugador de beisbol.

Por cierto, Luis, quien se atreve a escribirte, yo, fuí el segunda base del equipo de Venezuela, ganador de la Serie Mundial de Beisbol Aficionado en La Habana, en 1941. Durante mi carrera, jugué en todas las posiciones, menos pitcher y cátcher, pero la que más me agradaba, la que llenaba mi vida, la que jugué en esa Serie, es ésta que tú y yo hemos disfrutado al máximo.

Por eso, porque sé cuánto amas la segunda base en tu defensiva, me llamó la atención que el mánager Shildt declarara a la prensa que va alinearte a veces como designado. Ninguno de los otros que ha utilizado en segunda puede competir contigo en la posición, Tyler Wade, Jake Cronenworth y Ha-Seóng Kim.

¿Sabes qué me imagino? Pues, que dijo eso para tranquilizar los ánimos, ya que eres el cuarto en el róster con experiencia en esa área defensiva y sin discusión alguna, el mejor.

También puede ser que sí te va a alinear a veces como designado para darte descanso y para evadir las lesiones. Ya sabes que cada mánager es una maquinaria para pensar en sus estrategias.

Lo cierto, de todas maneras, es que no te han llevado a San Diego para que brilles con el guante, sino para que mantengas el ronroneo diario de tu bate.

Durante el fin de semana, los diarios sandieguinos han escrito más de tí y tu bate que de todo el equipo.

¿Sabes qué decíamos en mi época de pelotero sobre los bateadores como tú?. Pues, “¡Ese es tremendo tolete!”. Y tú, amigo Luis, eres hoy el mejor tolete de ambas Ligas.

Te informo que fui orgulloso nativo de Maracaibo, aún cuando con este nombre, Dalmiro, ya seguramente te lo habías imaginado. Y llegué a este más Acá a la edad de los 74 años.

Se te quiere al máximo, Luisito. Y como todo el mundo del beisbol, estaré pendiente de cada aparición tuya, bate en mano. Un abrazote… Dalmiro.
5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.