Columna

La ausencia de Contreras, preocupación en San Luis

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

“Hay infidelidades que no son infidelidades, sino más bien necesidades”… La Pimpi.

-o-o-

Hay consternación en San Luis por la fractura que sufrió Willson Contreras.

El joven receptor, nativo de Puerto Cabello, quien cumplirá 32 años pasado mañana lunes, resultó con el brazo izquierdo fracturado por un batazo, no intencional, que le propinó JD Martínez, de los Mets. Simplemente le hizo swing a un lanzamiento, y no conectó la bola, sino el antebrazo del críollo.

Un cátcher de todos los días, como Willson, que batea para 280, se echa de menos minuto a minuto, lo que ocurre ahora por aquellos predios de Missouri.

Los médicos ratificaron ayer que después de la exitosa operación, esperan que el muchacho regrese a la acción a mediados de julio.

El mánager, Oliver Mármol, nativo de Orlando, dijo:

“Aún cuando uno sabe que las lesiones son parte del juego, cuando se pierde a un pelotero de la talla de Willson, reina la preocupación, aún cuando se sepa que volverá pronto a la alineación”.

Por supuesto que los Cardenales estiman en grande las facultades del porteño, por lo que el nueve de diciembre de 2022, lo firmaron por 87 millones 500 mil dólares para cinco temporadas.

Y la situación actual de ese equipo necesita la presencia de su receptor número uno en la alineación, para salir del berejenal en el cual están sumidos. Los Cardenales son últimos en la División Central de la Nacional, por debajo de Cerveceros, Cachorros, Piratas y Rojos.

De los primeros 36 juegos, el club de San Luis perdió 21.

No obstante, el mánager Mármol ha dicho ante la prensa de San Luis, que “lo más importante es la salud de Willson, por lo que, posiblemente será enviado a las menores por unos días cuando esté en el período de la recuperación”.

Willson fue de los Cachorros de 2016, cuando ganaron hasta la Serie Mundial y además, ha aparecido en tres Juegos de Estrellas, 2018, 2019 y 2022.

Detalle personal: Willson Contreras es de los muy pocos que escriben ese nombre con dos eles. Tanto quienes son nombrados Wilson, como quienes llevan ese apellido, suelen utilizar una sola ele.

Ahora, en la familia de Willson, todos son doble ele. El papá, William y los hermanos, Willmer y William. La mamá no, la señora es llamada Olga, así con un sola ele.

William también es receptor de Grandes Ligas, con los Cerveceros.

-o-o-

“Las intenciones, por buenas que sean, pueden causar mucho daño”… Anónimo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en google, entrando por “el deporte vuelve a unirnos”.

@juanvene5
jbeisbol5@aol.com
5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.