Columna

Yogi Berra entre invasores de Normandie, en el D-Day

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“No hubiera tenido tiempo para decir todo lo que dicen que dije”… Yogi Berra.

-o-o-

Lo de Yogi Berra, no fue solo inventar frases célebres y ser bateador y receptor notable de los Yankees, también fue soldado en la II Guerra Mundial, cuando los Aliados invadieron Francia por Normandie, en la «Operación Overlord».

Y de aquello hará el jueves seis, 80 años. Ha sido la operación de este tipo más grande en la historia de la humanidad.

Participaron cinco mil buques y 13 mil aviones, que llevaron a 160 mil militares a esas costas. Murieron nueve mil de ellos en menos de cinco horas, tiempo de la operación.

Ahora, durante toda la II Guerra Mundial fueron llamados a servir 473 bigleaguers y cuatro mil 76 peloteros de las menores.

Pero en Nórmandie hubo uno solo de las Mayores, entre quienes por aire, mar y tierra protagonizaron tal hazaña, el zurdo de las knuckleballs, Larry French, quien prefirió la guerra, que subir a las lomitas de los estadios para lanzar.

French había jugado con Piratas, Cachorros y Dodgers en sus 14 temporadas en las Grandes Ligas. Pero, el tres de agosto de 1944, anunció que no regresaría al beisbol porque seguiría uniformado de militar. Permaneció en la Naval durante 27 años, hasta 1969, y murió en 1989.

También estuvo entre los invasores del D-Day, un pelotero de las menores, llamado Larry Berra, después conocido como Yogi en las Grandes Ligas, y quien fue entronizado en el Hall de la Fama en 1972.

Berra, a los 19 años, fue uno de los millares de jóvenes que desembarcaron tirándose al mar, para caminar con más de medio cuerpo bajo el agua. Avanzaron así hacia las playas, sosteniendo sobre los hombros el pesado equipaje militar, para enfrenar a las armas de Adolfo Hitler.

Un pelotero más en esa operación militar, fue León Day, lanzador de las Ligas Negras, elevado al Hall de la Fama en 1995.

A esa invasión se le considera el comienzo del final de la II Guerra Mundial, aún cuando estaban entonces a 14 meses de la victoria definitiva sobre las travesuras de Adolfo Hitler y sus aspiraciones de ser el dictador del mundo.

Ahora nos angustiamos por las actividades bélicas Rusia-Ucrania y Hamás-Israel, pero por aquellos días de junio, de hace 80 años, todo era peor en Normandie.

Además de haber sido calificado el D-Day, por los historiadores, como “el más grande asalto militar anfibio”, también se le considera, “la más espectacular demostración de fuerzas militares que recuerde la historia”.

Nadie ha ganado una guerra. Todos pierden en las guerras.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.