Columna

Por qué es tan difícil batear la pelota que te han lanzado

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Cuando se ha ganado el juego, la esposa de uno se parece a Marilyn Monroe, los árboles son más verdes y el whiskey sabe mejor”… Billy Martin.

-o-o-

Hasta ayer, habían jugado en Grandes Ligas, desde 1871, en 154 años, 20 mil 799 peloteros, incluso los 158 durante cinco años de la National Association, 1871-1875.

Y solamente 33 han podido batear de hits tres mil veces, el primero, Adrián (CAP) Anson, el 18 de julio de 1896. Terminó con tres mil 11. El último, Miguel Cabrera, el 23 de agosto de 2022. Su total fue de tres mil 174 hits, para promedio de 307.

Con Miguel, han sido seis los nativos de Latinoamérica en el exclusivo grupo. Los otros: Albert Pujols, 3.384, 296; Adrián Beltré, 3.166, 286; Rod Carew, 3.053, 328; Rafael Palmeiro, 3.020, 288; Roberto Clemente, 3.000, 317.

Recalco: Estos números son patente demostración de cuán difícil es el arte de batear. Solo 33 lograron conectar tres mil y más veces de hit, entre 20 mil 799 que han pasado y están en las Mayores.

Y hay dos extraños terrestres que dispararon más de 4.000 hits, Pete Rose, 4.256, su promedio quedó en 303; y Ty Cobb, 4.189, promedio final de 366.

Es que esa forma redonda del bate, hace muy difícil conectar bien la bola. Si la madera fuera cuadrada, de cuatro lados, por supuesto, habría más chance de chocar los lanzamientos con lo más poderoso del bate.

Porque, dentro de las circunstancias actuales, si conectas con la parte del bate de arriba, producirás un fly. Ocho de cada 10 bateadores que conectan flys son outs. Si conectas solo un poco abajo del bate, lo que saldrá será un roletazo. Nueve de cada 10 bateadores de roletazos, son outs.

Para batear líneas (y ocho de cada 10 líneas son incogibles), necesitas lograr que la parte más gruesa de la redondez del bate, golpee la pelota, igualmente en su parte más gorda, ni más abajo ni más arriba.

Quienes logran esa precisión tres o más veces en cada 10 batazos, como Luis Arráez, quien batea para 337, son extraordinarios bateadores. Además de él este año, por ejemplo, Jurickson Profar, 325; Bobby Witt hijo, 323; Juan Soto, 318; Marcell Ozuna, 316; Mookie Betts, 312; Shohei Ohtani, 312; William Contreras, 311; Masyn Winn, 310; Salvador Pérez, 305; Brice Turang, 303; Jéremy Peña, 303; Adley Rutschman, 301; Elías Díaz, 301.

Quienes, además, tienen que vencer en su misión, curvas, sliders, cambios, knuckleballs, screwballs, etc.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, entrando por “el deporte vuelve a unirnos”.

jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
5

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.